lunes, 21 de enero de 2013

Retrato de un moribundo, Miguel Venegas


Editorial Éride
152 páginas, PVP: 12€



David decide morir. Su vida ha sido corta y rápida, lo bastante intensa como para sentirse un hombre afortunado; tiene un trabajo cómodo como profesor de Literatura y una relación estable con la mujer más maravillosa que jamás ha conocido. Pero eso no es suficiente. Necesita sentir las pasiones que ha devorado en los libros durante su adolescencia, y que sólo es capaz de experimentar en sus propios escritos. David ha vivido en una búsqueda continua, un juego que comenzó en la pubertad junto a su extraño amigo Sancho y que termina con una derrota personal que tratará de expresar, una última vez, frente a un tablero de ajedrez, con sus propios recuerdos.




Como siempre digo, hay libros se disfrutan de forma diferente dependiendo del momento de nuestras vidas. Para mí, Retrato de un moribundo ha sido uno de ellos y estoy segura de que si lo hubiera leído hace 6 o 7 años lo hubiera disfrutado más porque veía las cosas de diferente manera. He tenido una sensación muy parecida a la que tuve cuando leí El guardián entre el centeno debido a la actitud pesimista del protagonista y puede que si lo leo en un futuro tenga una opinión distinta. 

Ante todo, reconozco el gran trabajo del autor. La forma en que está escrito es muy poética y hay fragmentos preciosos que están escritos de una manera exquisita (próximamente subiré una entrada de Frases para recordar de este libro) y otras que dicen grandes verdades y que te hacen reflexionar. Por otra parte, hay partes que me han parecido bastante embrolladoras y aunque las he leído un par o tres de veces no les he acabado de encontrar mucho sentido. 

El protagonista, David, es se siente infeliz porque es incapaz de experimentar algunos sentimientos, como por ejemplo el amor. Él quiere sentir un amor, una amistad y una vida como la que ha leído en los libros y al ver que en la vida real es incapaz de conseguirlo decide quitarse la vida
Amistad, drogas, amor, familia... estos son principalmente los temas de los que trata este libro.

Lo que menos me ha gustado del libro es el personaje de Sancho (al menos como lo ve David, ya que es la forma a través de la que lo conocemos). Creo que está muy sobrevalorado y no acabo de entender la obsesión que tiene David con él... creo que lo estima de una forma que puede parecer obsesiva, ya que aparece muchísimas veces en ese último diálogo que tiene David frente a esa mesa de ajedrez.

En definitiva, este libro es muy subjetivo y os gustará o no dependiendo de como os sintáis. Pensad que es el diálogo de una persona que quiere acabar con su vida y, por lo tanto, conlleva que transmita pesimismo y una actitud fatalista del protagonista.




Gracias a Éride por el ejemplar

21 comentarios:

  1. No conocía el libro pero me llama bastante, me gusta la psicología, así que la mente de una persona que estaba pensando en acabar con su vida me resulta muy interesante. Lo apunto.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta mucho la psicología y es por eso que reconozco el gran trabajo del autor aunque, como ya he dicho, no haya sido mi momento para leerlo.^^

      Eliminar
  2. Realmente puede no ser la mejor de las lecturas si estás bajo de ánimos, no obstante el tema me resulta interesante. Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, aunque en mi caso ahora estoy en plan super optimista y por eso tampoco ha sido el momento ideal para disfrutarlo.

      Eliminar
  3. Hola guapa!!!

    Una mala lectura si el lector tiene un momento pesimista, sin duda XDDD No sé, creo que es un libro que debe leerse en determinados momentos, y sabiendo lo que vas a encontrar... porque si no menudo bajón jajaja ;)

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, es un libro de reflexiones pero que hay que apartar si estamos pesimistas porque sino vamos a buscar la soga jajajaja

      Eliminar
  4. No conocía el libro pero por lo que cuentas no creo que ahora sea el momento adecuado para leerlo
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que en otro momento lo vuelva a leer a ver desde qué perspectiva lo veo :)

      Eliminar
  5. Pletórica como estoy de energía no me apetece nada este libro ahora. No conectaría en absoluto con el protagonista...
    Besoss,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es justo lo que me ha pasado a mí^^

      Eliminar
  6. Pese a ese pesimismo y demás,no me disgusta la propuesta. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suponía que dirías eso teniendo la profesión que tienes :P

      Eliminar
  7. Ahora mismo no me apetece un libro tan pesimista.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene sus reflexiones buenas pero hay que saber cuando leerlo ;)

      Eliminar
  8. No es de mi tipo de libros y por lo que veo tampoco me pierdo mucho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía gracias por la info. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues no pinta mal. Me gustan este tipo de libros =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. A pesar de que suene lúgubre la historia me atrae. Me parece interesante la perspectiva que nos pueda presentar. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Creo que ahora mismo estaría en un buen momento para leer este libro y me lo apunto porque me parece muy interesante el tema a tratar y como nos va a presentar el autor el libro.

    besitos!!

    ResponderEliminar
  13. Me dejas con dudas. Hay cosas que me animan (como que lo compares con El guardián entre el centeno) y otras me echan para detrás... me lo pensaré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. A mi es que estas historias pesimistas... me dan hasta coraje. Llego a odiar a los personajes por ser tan egoistas y tan estúpidos. Así que leyendo la sinopsis, creo que no me animaré.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar